Svejk

Svejk

 Es una novela satírica del escritor checo Jaroslav Hašek publicada en los años 20 por volúmenes. Cuenta la historia de un personaje muy peculiar, rechazado para ir a la guerra por retrasado, y encerrado en un manicomio….

Dijo que alguna vivencias del personaje eran hechos reales que el mismo vio en el frente, y otros contados en primera persona. Tanto que mantiene en muchos casos los nombres verdaderos de sus protagonistas, muy a menudo para denunciar sus abusos.

Es una mezcla de la historia de la guerra del Maestro Gila, con un poco del surrealismo de Woody Allen, y todo ello metido en un personaje al estilo Forrest Gump. Es más, a veces parece que Forrest es una versión moderna de Svejk. Hasta el teniente Dub, en el libro tendría su versión en la película encarnando al teniente Dan. Hasta el nombre se parece :).

Se lee muy fácilmente porque su literatura es muy sencilla. Si esto lo hubiera escrito Wilde, Woolf, o Conrad, el libro podría tener perfectamente 90.000 páginas XD, en lugar de las 700 largas que fueron escritas. Lamentablemente el autor murió joven y no terminó sus dos últimos volúmenes. Otros autores crearon continuaciones para la segunda guerra mundial basados en el mismo personaje. Y también se hicieron comics, animaciones, y series en alemán y checo para televisión desde los años 50. Esta obra está considerada la obra maestra de la narrativa en lengua checa.

El autor ,llevaba una vida bohemia y acabó viviendo en una habitación alquilada en un Burdel. Dedicado al robo y tráfico de perros, inventaba falsos pedigríes para revender bastardos a mejor precio como luego escribió en su personaje de la novela. Fundó el «Partido del lento progreso dentro de los límites de la ley» y se presentó como su candidato, caricaturizando al mismo tiempo al resto de partidos políticos y al sistema electoral.

Svejk es en Rep. Checa lo que  Don Quijote es a España .. Restaurantes, estatuas, comics, calles,  etc.

mis marcadores sobre este libro:

Estatua Dedicada

Estatua Dedicada

  • En el transcurso de diez semanas de trabajo de 11.000 civiles descubrió 10.999 farsantes y hubiera metido también en cintura al onceavo mil si en el mismo momento en que le gritó: “¡Dése la vuelta!” a este desdichado no le hubiera dado un ataque de apoplejía. —¡Llévense a este
  • … desertor, tocaba las más deplorables melodías de iglesia. Estos sonidos se mezclaron con los eructos del cura dando como resultado una escala dórica.
  • —Mañana celebraremos una misa de campaña. Prepare café con ron, o mejor aún, haga grog.
  • el sermón fue más largo que de costumbre. De cada tres palabras una era etcétera o sin duda:
  • Al ponerse el tren de nuevo en movimiento tuvo que irse y llegó con los caballos a Hungría
  • llama anábasis: a abrirse camino a través de paisajes desconocidos
  • Tardaron quince días en conseguirlo y él pasó todo ese tiempo en el árbol, y para no morirse de hambre fue royendo la cima y se alimentó de ramas y de hojas. Y cuando

    llegaron los nuestros se cayó y se mató

  • —No hay que tener miedo —dijo Schwejk—, todo se arreglará. Lo principal es siempre no decir nunca la verdad en el juicio
  • le dirigió un largo discurso advirtiéndoles que, al retirarse, los rusos habían construido burdeles con personal enfermo …
  • —Su opinión es acertada, caballeros, pero yo estoy completamente borracho.
  • Cuando teníamos una lata de conservas, nos la comíamos en el primer albergue en que pasábamos la noche y a cambio nos metíamos un ladrillo en el saco. En un pueblo vino la inspección, nos sacaron todos los ladrillos de los sacos, y había tantos, que uno se hizo allí una casa con ellos.
  • es precisamente lo que todo soldado debe desear, que disparen contra él; cuanto más a menudo lo haga el enemigo tanto más disminuyen sus municiones.
  • —A sus órdenes. A veces me noto yo mismo que estoy loco, sobre todo al atardecer…