El disco instrumental del año.

alfonso herce

Hace ya más de una década, un grupo de muchachos que acababa de formar su primera banda de rocanrrol pidió cita para grabar su  maqueta debut en nuestro estudio de grabación. Por aquellos tiempos, muy lejos de material y conocimientos de lo que luego llegó a ser Sonosfera (actualmente el estudio más grande de La Rioja) www.sonosfera.es. Lo primero que nos llamó la atención es que aunque los “mocetes” que ninguno tenía carnet de conducir, no eran la típica banda de Eskorbutines por la que todos los aficionados al rock español hemos pasado en algún momento de nuestros comienzos. Y es que sin desmerecer en absoluto a la banda más grande de Punk del estado, es bien sabido que las canciones de 4*4 y sonido “quintas” sin arreglos es lo básico y más sencillo de interpretar cuando uno hace sus primeras canciones propias. Algunos tampoco hemos evolucionado tanto . XD

Escuchaban rock español sí,(Extremoduro, Platero) pero traían unas ideas un poco más frescas que es raro encontrar en gente tan joven.  La razón era sencilla; padres con cierto conocimiento musical les habían mostrado el camino correcto. Bandas como: “The Who”, “Cheap Trick”, “Allman brothers”, “Frank Zappa”, ” Massive Attack”, “Santana”, y una largo etcétera. Versionaban esos temas en directos con sus rudimentarios medios; cuando gente de su edad no salía de versiones de Kaotíko lo La Polla Records.

Aquella banda no tenía ni un solo instrumento decente, y sin citar marcas; todos sabemos de que “Academí….a” venían. Pero bueno, es que todos los primeros instrumentos son así. Y así deben ser; para disfrutar más adelante cuando vas incrementando tu nivel y expectativas. Bajos y guitarras sin quintar, mástiles doblados, cuerdas oxidadas, pedaleras y amplificadores de marcas desconocidas o de nombres similares otras populares para disimular. Pero lo más importante era la ilusión que les enfrentaba a su primera grabación semiprofesional. Les dimos unos consejos en cuanto a la hora de grabar, temas de claketas, apuntar las veces que se repiten los estribillos … Algo de caso nos hicieron. Se jugaban sus ahorros y no había muchas horas libres.

En las primeras sesiones de grabación los padres les traían los instrumentos que aunque no eran grandes amplis pesados, el estudio estaba fuera del centro.  El batería hizo sus tomas, el bajista lo clavó todo en una tarde, la rítmica igual. Llegó la hora del solista y sacó su material. Tras unas tomas con una pedalera tipo “SuperHiperMegaMetaaaal”,  una guitarra de cartón y un ampli que ponía “Todo Gálvulas, Farshall 100watios”,  le dijimos que podía sacar mejor sonido con nuestro material. Él no quería, decía que era su “sonido”. Un sonido que solo él entendía, para nosotros era un ruido moscardón tipo la “radiación de fondo de microondas”. Una vez convencido tras un par de cervezas, agarró una Strato del 73,  un JCM900 con una 4*12 y entonces si que encontró su sonido. Ya despuntaba su técnica puesto que daba clases de Española y sabía bastante teoría musical (más que yo).  Tenía más intención que conocimientos y quería hacer cosas demasiado complicadas que en directo pueden “colar” por el barullo general de un concierto, pero en una maqueta hay que ser más preciso. Quitó tres notas de cada diez y grabó unos arreglos muy interesantes. Luego unos solos más que dignos. La grabación del cantante fue también bastante divertida. Toda la grabación lo fue porque el ambiente era muy distendido. El momento de cobrar se demoró como unas conversaciones de paz en Oriente Medio; se gastaban la paga demasiado pronto y hasta unas semanas después no aparecieron en el estudio con una bolsa del “súper” llena de monedas. Aquello pesaba varios kilos. Nunca supimos si fue una broma, o es que habían roto los cerditos de casa (y los de sus hermanitos). La banda siguió su camino que se cruzó bastantes veces con el nuestro. Nos hicimos amigos. Compartimos escenarios y viajes. Llegaron grabaciones mejores y actuaciones memorables. La banda se hizo adulta, y ellos también. Nosotros, más viejos.

El guitarra solista no cesó en su empeño de encontrar su “sonido”. Ya con más fondos y muchas horas en los dedos, su material se profesionalizó. Comenzó a grabar videos en youtube con interpretaciones propias y con versiones que todo friki guitarrista debe tener como el “Cannon“, y similares. Ya colaboraba con varias bandas simultaneamente y grababa arreglos solos para otros. Encontró su sonido y también su camino. Tiempo después haciendo una visita de cortesía al estudio, mientras nosotros cabalgábamos la mesa de mezclas, se volvió a colgar aquella Strato del 73 en la pecera. Los recuerdos adolescentes o quizá fuera solo su sonido sensacional hizo que afloraran viejos recuerdos; la metió en la maleta y se la llevó puesta. La guitarra no estaba en venta, pero había un vinculo especial entre ellos. No se le pudo decir que no. Aquella vez ya pagó con tarjeta de crédito y no con una bolsa de monedas. :). Según ha confesado, bastantes pasajes de sus grabaciones están tocados con esa vieja Strato.

Las horas de ensayo y practica hacen maestros y nuestro muchacho lo sabía. Practicar todos los días, a  todas las horas que tus dedos no sangren. Insistir, y resistir. Se apuntó a concursos de guitarristas a nivel nacional y fue finalista en una par de ellos. Uno de ellos lo ganó. Con un “solo” en directo que le salió como al Ralph Macchio en su Cruce de Caminos. No estaba el diablo al otro lado, pero sí era finalista otro músico talentoso. Tras ganar cierta popularidad en Youtube y en la escena local entró a formar parte del Endorserment o lo que ellos llaman “Amigos Yamaha” y de otras marcas de material.

A día de hoy, la mayoría de los componentes de aquella banda siguen sus carreras de forma dispar. Semiprofesionalmente como el Batería, que está en una Orquesta en verano. Dando clases en primaria de música el Bajista y también sus orquestas veraniegas, o de cantautor el cantante, etc.

El protagonista en la historia de hoy acaba de aterrizar de nuevo en la ciudad tras varios años de estudio en la capital. Aparte de trabajar en radio  (KISS FM) y diferentes estudios.  Creando proyectos tan interesantes como el novedoso: “Guitar Family“, un trabajo en forma de video musical en youtube donde se ha encargado de citar a grandes guitarristas como: Aitor Gorosable (Sutagar), Pablo García (Warcry), Luis Romero (ÑU), Juanjo Melero ( Sangre Azul ), en el que bajo 3 bases musicales de diferentes estilos cada músico aporta su talento y creatividad. Dando como resultado 15 minutos ininterrumpidos de sonido guitarril de muchos decibelios.

Y toda esta historia que os he contado y que espero que no hay sido muy tediosa, son los recuerdos que uno tiene de tiempos pasados; que no siempre fueron mejores, pero sí que lo parecen. Una larga intro para anunciaros que aquel chaval que conocí sin barba es hoy un buen amigo, un músico talentoso y de reconocido prestigio. Meticuloso artista que tras casi cinco años de trabajo ha terminado su primer disco en solitario instrumental de guitarra eléctrica. ¡Esperar, no os vayáis todavía! He dicho, disco instrumental, de un guitarrista, pero no es lo que parece. Sí, se trata de un disco en solitario; de un guitarrista. Pero no es un disco para otros guitarristas.  No es ese tipo de engendros que da mucho miedo porque sabes que el protagonista te demuestra en cada canción que es el “puto amo”. Metiendo en cada tema todo lo que sabe hacer y lo más rápido posible. Sweep Picking, Tapping y saltos de cuerda cada 10 segundos. Varios miles de notas por cada canción en la que el record Guinness queda cercado. No ha hecho eso, y por ello tiene aún mas mérito. Se trata de un disco instrumental, escuchable. 🙂 Y para el que se ha rodeado amigos de toda la vida ( Alex, David ) y de músicos de sesión  como Héctor y Jorge de “The Collective School of Music”.

El disco lo componen 8 temas que no pasan de los 4 minutos. Y es que sus años de radio le han dado esa visión del Mainstream  ….  ¡que le vamos a hacer!

Cada corte es una aventura. Diferentes estilos y melodías que te cambian de estado en un suspiro. Del rock al metal, pasando por el blues, jazz, power balad, country, progresivo, ambiental…. Te encontrarás pasajes para todos los oídos y eso hace que no sea una pesadilla de mil notas sin sentido correteando por el mástil como “headless chicken”. Es más bien una evolución pausada en cada canción. Dejando evolucionar la música sin forzarla. Esperando que sea ella la que indique el camino de la siguiente nota. Si hay que correr, se corre, pero no para demostrar técnica si no por evolución propia de ese solo que cobra vida.

Mención especial, pero solo a nivel personal merece el tema “Viejo Amigo” y no porque sea mejor, peor o diferente que otros, si no porque esa base empezó siendo un arreglo de un tema propio que se dedicó a un “Viejo amigo“(v.2010)  que ahora está pasando horas complejas. Para el disco hizo una segunda versión (v.2015) del tema más depurada y con mucho mejor sonido. Ambas son deliciosas.

El disco se puede escuchar de forma gratuita en el enlace de abajo, y también comprar los mp3 a precio de derribo. Pero yo creo que merece mucho la pena hacerse con la edición física en Digipack. Aparte de sonar de lujo tiene una maquetación y diseño espectaculares. Diseño que ha corrido a cargo de F. Nalda. Diseñador Riojano afincado en Barcelona.

Si vives en La Rioja, aparte de que no debes perderte ninguno de sus bolos, ya sea en solitario o en las bandas y orquestas a las que aporta su calidad también puedes aprender a tocar la guitarra con sus clases. Un lujo, aprender y practicar con uno de los mejores guitarristas de La Rioja, y seguro que el mejor menor de 30 años 🙂

Le puedes localizar a través de su web www.alfonsoherce.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*



*